LABORATORIO DEL FIN DEL MUNDO: “ES UNA HERRAMIENTA QUE DEBE ESTAR AL SERVICIO DE LA POBLACIÓN DE LA PROVINCIA



_Así lo manifestó la Ministra de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de la provincia, Adriana Chapperón, quien presidirá momentáneamente el organismo junto al doctor José Guillermo Capdevila como vicepresidente y a la señora Alejandra Abrahan como directora._

La Ministra del Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur se refirió a la situación del Laboratorio del Fin del Mundo y remarcó que “todas las irregularidades que se han encontrado han hecho que el Gobernador Melella entendiera que esto había que ponerlo en orden”.

“Momentáneamente, con la idea de regularizar la situación que el Tribunal de Cuentas ha marcado respecto del Laboratorio del Fin del Mundo, nos hemos hecho cargo de la parte directiva yo en la presidencia, el doctor Capdevilla en la vicepresidencia y la señora Alejandra Abrahan como directora. Posteriormente se elegirán las autoridades definitivas del Laboratorio para continuar”, detalló.
Asimismo, Chapperón remarcó que “la cuestión operativa sigue funcionando y nosotros entendemos junto al gobernador Melella que esto se puede potenciar. Como pasa en muchas provincias que tienen laboratorios públicos, el laboratorio es una herramienta muy importante para el Estado fueguino que debe estar al servicio de satisfacer muchas necesidades que tiene la propia población de Tierra del Fuego”.

Con relación a las irregularidades, Chapperón señalo que “por un lado tenemos el directorio que a través de su presidente, vice y director representa al Estado y defiende los intereses del Estado. Por otro lado están los gerentes que son las personas que deben llevar adelante las distintas áreas técnica, comercial y administrativo-contable. En este caso, en el laboratorio las mismas personas desempeñaban ambas tareas y cargos, por lo tanto decidían libremente”. 
“El Tribunal de Cuantas objeta también que no habían presentado una reglamentación de contrataciones y compras. Esto se hacía sin ningún marco regulatorio. Es una empresa del Estado, más allá de la sociedad anónima, entonces las reglas de control tienen que estar claras. En este caso tampoco ninguno aportaba a la caja de la provincia”, indicó. 
La Ministra comentó también que “había una serie de irregularidades no solamente en el caso de Carlos López, también en algunos de los síndicos porque se superponía un cargo nacional con un cargo provincial y esto es totalmente incompatible”. 
Finalmente, la funcionaria recordó que “esta comisión directiva tiene por función organizar y poner en orden esta serie de irregularidades para que, mientras tanto, el laboratorio siga funcionando con sus técnicos. Hay que subrayar que hay muchísimos jóvenes fueguinos que están trabajando en el laboratorio y que no tienen absolutamente nada que ver con la situación”.