CULMINÓ EL PROGRAMA MUNICIPAL SOBRE EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL A JÓVENES Y ADOLESCENTES



Se llevó a cabo el cierre del Programa Municipal “ESI a la Carta”, en el marco de la
finalización de actividades de la Dirección de Educación del Municipio de Río Grande. El
mismo estuvo dirigido a jóvenes y adolescentes, y se desprende de los contenidos de
la Educación Sexual Integral (ESI) que se imparte en las escuelas, y del programa
municipal “Copate” que se brinda en casa de Jóvenes.

Consultada sobre el balance de esta actividad, la Dra. Patricia Padinger se mostró
satisfecha con la labor efectuada en estos meses trabajando con estudiantes
secundarios sobre la Educación Sexual Integral (ESI) “donde vimos los cinco ejes que
componen el programa, pero también una producción local y propia de la Dirección de
Educación del Municipio que resultó muy interesante, sobre todo en el tema de la
afectividad, que es lo que mas surge en las escuelas”.


Padinger opinó que “ya no es como antes que para hablar de sexualidad en la escuela
llamaban al médico para que brinde una charla sobre HIV” y agregó que “hoy hay otros
problemas pero la cuestión es que en la escuela no se habla de diversidad, de género,
de la afectividad, es decir, de la violencia en el noviazgo, del bullying, del
hostigamiento o del consumo de sustancias, y todo eso tiene que ver con la sexualidad
de los chicos”.
La profesional indicó que “son temas que no hay que esconderlos debajo de una
alfombra, y no solo hay que hacerlo porque hay una ley, sino porque es un derecho de
nuestros niños, niñas y adolescentes”.
Por su parte, el director de Educación del Municipio, Lic. Pablo López Silva, “explicó
que todo surge en Casa de Jóvenes, donde tenemos un consultorio amigable donde se

efectúan testeos de VIH, y donde fuimos pensando en un trabajo mucho mas profundo
sobre temas como la sexualidad”.
“Como Estado municipal sentimos que hay que ofrecer este tipo de herramientas para
generar espacios de reflexión y cambios de paradigmas, más allá de que sean temas
que llevan tiempo, no solo a los jóvenes, sino también a los adultos”, concluyó.